En suspenso quedó la resolución de los magistrados del Tribunal de alzada de Talca, la que se conocería en los próximos días.

El martes en la Corte de Apelaciones de Talca se efectuaron los alegatos por el recurso de queja presentado por la Fiscalía del Maule en contra de los jueces que absolvieron a Martín Larraín Hurtado -en segundo juicio- por el atropello de Hernán Canales en septiembre de 2013.

El fiscal regional del Maule, Mauricio Richards, fue quien presentó dicho recurso de queja, argumentando que los jueces que llegaron desde Linares hasta el Tribunal Oral de Cauquenes para la repetición del juicio, incurrieron en anormalidades durante el procedimiento, argumentos respaldados por el abogado de la familia de la víctima, Gonzalo Bulnes.

La Segunda Sala del tribunal de alzada de la capital maulina fue donde se desarrolló la audiencia, considerada como estratégica por el Ministerio Público y que tiene como finalidad llevar a Larraín a un tercer juicio apelando a que los jueces habrían incurrido en errores respecto de los peritajes presentados por la fiscalía.

El abogado defensor de los magistrados cuestionados, Rodrigo Ávila, señaló que el recurso de queja está no a lugar, asegurando que la fiscalía pretende acusar a los jueces Víctor Rojas, Claudia Mora y Mauricio Leyton, de un error propio en las pruebas presentadas.

“Lo expuse claramente en mis alegaciones, que es un abuso desde varios puntos de vista. El Ministerio Público lo que hace es traspasar su responsabilidad e ineficiencia investigativa en los tribunales de Justicia. En segundo lugar, porque presenta un recurso que es absolutamente improcedente a la luz del nuevo sistema procesal penal”, dijo el jurista.

Por su parte, el abogado asesor del Ministerio Público, Rodrigo Peña, indicó que no caerán en descalificaciones con la contraparte. “Se estableció de una manera bastante clara cuáles eran las faltas de abuso grave que nosotros estábamos denunciando, y en ningún caso vamos a caer en un tema de descalificaciones ni hacia los jueces ni hacia los demás intervinientes en el proceso”, señaló.

Antecedentes del caso

Martín Larraín Hurtado fue absuelto el pasado 23 de diciembre del delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de muerte, en el Tribunal Oral de Cauquenes, pese a que en el primer juicio fue declarado culpable, aunque con una pena irrisoria.

Por otra parte, los amigos de Larraín Hurtado, Sofia Gaete y Sebastian Edwards, fueron condenados -en el segundo juicio- por obstrucción a la investigación, debido a que ambos en su momento declararon a la policía que la víctima había sido atropellado por una camioneta blanca, a sabiendas que tanto Larraín como ellos viajaban en el vehículo que atropelló a Hernán Canales y que se trataba de un Jeep amarillo.

Finalizados los alegatos de este martes, que duraron al rededor de una hora, los ministros del Tribunal de Alzada de Talca dejaron en acuerdo su determinación respecto del recurso en cuestión, y las partes están a la espera que éste se conozca con prontitud.

 
Por: Cauquenesnet