El competidor de tenis en silla Carlos Muñoz, oriundo de Linares, se convirtió en el número uno de Chile en la categoría Quad tras su excelente participación en torneo en Brasil.
El deportista de Teletón del Maule llegó hace algunas semanas desde Brasil,  donde participó del torneo Butija en la ciudad de Belo Horizonte y trajo consigo el segundo lugar en singles y dobles en categoría Quads.

“Es muy motivante ver que hay más competidores en nuestra categoría, en que la discapacidad es mayor. En este torneo éramos siete en competencia, cinco brasileños y dos chilenos. Y llegar a la final con un brasileño fue todo un desafío, me dejó muy contento” comentó Carlos Muñoz, tenista de Teletón del Maule.
La excelente participación del deportista en silla, de 27 años, lo deja en la posición número uno del país, seguido de Pablo Araya, quien fuera su dupla en los pasados parasuramericanos. Juntos  consiguieron la medalla de oro para Chile en la misma categoría.
Cabe señalar que la categoría Quads es una de las más complejas en el tenis en silla, ya que un jugador además de reunir los criterios de discapacidad física permanente con pérdida sustancial de funcionalidad de una o ambas extremidades superiores, debe tener al menos una de las cuatro siguientes discapacidades: “Incapacidad para efectuar un servicio de forma fácil y continuada por encima de la cabeza; incapacidad para efectuar en forma fácil y continuada ejecutar un voleo y revés. Funcionalidad motora reducida para maniobrar una silla de ruedas manual mediante un control total de la rueda. Incapacidad durante el partido para agarrar la raqueta en los golpes sin que sea necesario atársela ni utilizar un aparato de ayuda”, según establece la Federación de Tenis de Chile.
Es decir,  para ser efectivamente considerado en la Categoría Quad, el jugador que tenga un buen  nivel de funcionalidad y control del tronco deberá tener un mayor nivel de discapacidad en sus miembros superiores que aquellos que tienen pequeño o nulo control del tronco. Además de tener un mínimo de tres extremidades afectadas de discapacidad física y dar fe que no pueden utilizar sus pies para propulsar la silla de ruedas.
Es así como Carlos Muñoz, tras sufrir un accidente por un piquero en la precordillera en el 2008, enfrentó su rehabilitación y se motivó con reinventar y dirigir su vida hacia el deporte a través del tenis en silla. Deporte que le ha permitido participar de torneos internacionales y representar a su país. 
“Ahora seguiré entrenando para prepararme para los torneos de octubre, en Melipilla, Florianópolis y Antofagasta” destacó  motivado el deportista.
  
Por: Suiling Chau