Con el voto a favor del senador Manuel Antonio Matta se despachó el proyecto que modifica la ley N° 20.671 con el objeto de suprimir el límite máximo para regularizar ampliaciones en viviendas sociales, siempre que la superficie edificada total no exceda de noventa metros cuadrados.

Asimismo, el legislador aclaró que la iniciativa tiene como propósito aumentar de 25 a 90 metros cuadrados, el límite de superficie para que las ampliaciones sociales puedan acogerse al procedimiento simplificado de regularización previsto en la denominada “Ley del Mono”.

“La idea es solucionar el problema que surge respecto de la regularización de viviendas sociales desarrolladas con programas estatales, cuya superficie proyectada en una primera etapa era insuficiente para acoger a un grupo familiar, lo que obliga a sus propietarios a ampliarlas por sobre los 25 metros cuadrados que exige la ley, y por ende, no pueden optar a los diversos subsidios estatales destinados al mejoramiento de viviendas -como el de Acondicionamiento Térmico-, que exigen que éstas tengan recepción municipal definitiva”.

Además, el parlamentario detalló que los propietarios de viviendas sociales, emplazadas en áreas urbanas o rurales, por una sola vez y dentro del plazo de dos años, regularizar las ampliaciones que, sumadas a lo construido, no superen los 90 metros cuadrados de superficie.

Finalmente, el senador explicó que quienes se acojan a las normas de esta iniciativa legal deberán cumplir con los requisitos que se individualizan, entre los que se destacan aquéllos que garantizan la habitabilidad, seguridad y estabilidad de las viviendas ampliadas, así como las normas aplicables a las instalaciones interiores de electricidad, agua potable, alcantarillado y gas.

Por: María Soledad del Valle