El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de diputados, Jorge Tarud, junto al Vicepresidente de la UDI, el senador Iván Moreira, valoraron la decisión de la presidenta Michelle Bachelet de impugnar la competencia de la Corte Internacional de Justicia de La Haya por la demanda boliviana en las excepciones preliminares, es decir, antes del 15 de julio.

Al respecto, el diputado Tarud señaló “el 24 de abril de 2013 planteamos de que Chile debería invocar la incompetencia de la Corte por la demanda de Bolivia, es decir, hace más de un año”, al mismo tiempo, recordó “estuvimos bastante solos en eso. Sin embargo, en el último tiempo, se llegó a un consenso en el país de que la Corte de La Haya es incompetente para tratar esta demanda de Bolivia”.

“Felicito el liderazgo y la valentía que ha tenido la presidenta Bachelet en plantear la incompetencia de la Corte en las excepciones preliminares, y ¿Por qué razón? porque no podíamos darle ninguna legitimidad ni a la demanda de Bolivia, ni a la Corte de Justicia”, acotó.

A juicio del parlamentario, el Tratado de 1904 que fue firmado antes de que se formara la Corte, “dejó absolutamente terminado y zanjado el tema territorial entre Chile y Bolivia. Por lo tanto, el Pacto de Bogotá de 1948 especifica claramente de que la Corte no tiene competencia para referirse a tratados anteriores al ´48”, y asimismo, destacó “tenemos todos los argumentos de peso jurídicos para plantearle  a la Corte que no tiene competencia”.

Respecto a las opiniones de que sería “riesgoso” invocar la incompetencia antes del 15 de julio, Tarud respondió “es un absurdo, porque si se planteaba en la contramemoria igual la Corte podría declararse competente, en consecuencia, hay que opinar en serio”, argumentando que el tribunal internacional se ha declarado incompetente en 36 oportunidades y, a su juicio, esta demanda, “es un caso flagrante de incompetencia”.

Y en el caso de que la Corte de La Haya llegase a declarase competente, para el presidente de la comisión de RR.EE. sería “una alerta mundial, porque significa poner término al orden mundial de todos los tratados y de todos los límites fronterizos. La comunidad internacional, va a estar muy alerta de este caso. En consecuencia, la Corte tiene que ser extremadamente cuidadosa”.

El legislador del PPD fue enfático en señalar que van a “respaldar férreamente la decisión que ha tomado la presidenta Bachelet en pos de la defensa de nuestra soberanía, de la defensa de nuestro territorio”.

Por su parte, el senador Iván Moreira dijo que lo más importante es “la perseverancia que hemos tenido en que el Gobierno de Chile tomara la decisión que tomó”, además, sostuvo que la mandataria tomó “una decisión de Estado basada en una razón jurídica y respaldada por el derecho internacional y, lo más importante, una decisión respaldada por todo el pueblo de Chile, por los parlamentarios y por los ex Presidentes de la República”.

“Aquí se terminó y, espero que sea definitivamente, esta política exterior equivocada que Chile ha llevado adelante, la política exterior de los abrazos, de colocar siempre la otra mejilla a nuestros vecinos que nos han ido arrebatando nuestra soberanía en el tiempo y creo que una decisión bien tomada como ésta representa, no solamente el sentir ciudadano, sino que el respaldo jurídico del derecho internacional”, precisó el senador UDI.

Por: Cynthia Díaz