Los trabajos en la escuela ya comenzaron y los alumno retornaron a clases en un tiempo record, gracias a las gestiones y trabajos de la Municipalidad de Cauquenes.

A toda máquina se trabaja en la reconstrucción de los baños y las salas de clases afectadas por un incendio en  la escuela Adolfo Quiroz de Quella, hasta donde llegó el alcalde de Cauquenes, Juan Carlos Muñoz, concejales, alumnos y profesores del establecimiento para reiniciar las clases que habían sido suspendidas producto de incendio de seis salas hace unos días.

En la ocasión se realizó un acto, en la cual hizo uso de la palabra la presidenta del Centro de Padres y Apoderados, quien expresó la congoja que los aquejó tras la pérdida, sin embargo confió en que las autoridades harán todo lo posible por salir adelante, tal como hasta ahora, donde el Alcalde ya dispuso de las antiguas salas para que vuelvan los alumnos, además de bancos, sillas, útiles escolares para el normal funcionamiento del colegio.

También intervino el director del establecimiento, René Carmona, quien agradeció la preocupación de las autoridades y sobre todo por la rápida colaboración prestada en momentos complejos, lo que ha permitido que los niños ya estén en clases.

Del mismo modo lo hizo el alcalde de Cauquenes, Juan Carlos Muñoz, quien manifestó que el siniestro hay que tomarlo como una oportunidad para tener una mejor escuela, para lo cual ya se está trabajando. “Estamos satisfechos y contentos porque en un tiempo record, no más de 3 a cuatro días ya estamos con clases y con los niños en buenas condiciones, mientras estamos reparando los baños, salas y todo lo que sea necesario para su bienestar”, sentenció.

Una vez finalizado el acto los niños, funcionarios y algunos apoderados presentes fueron invitados a disfrutar de un desayuno organizado por el DAE, como una forma de hacer más reconfortante el regreso a la escuela.

Los niños del establecimiento fueron quienes explicaron cómo se sentían, agradeciendo y sintiéndose felices por estar en su colegio de forma rápida y confortante, pese a lo ocurrido.

De este modo, la escuela Adolfo Quiroz de Quella inicia una nueva etapa en su existencia, acomodando sus instalaciones originales para dar cabida a todos sus alumnos y así continuar con los estudios, mejor implementados y fortalecidos tras el incendio.


Por: Cristián Pérez M.