Los centros estarán al amparo de una universidad estatal y “serán el punto de partida de una red que estará en las 15 regiones, que orientará su quehacer al desarrollo regional y se articulará en forma armónica con el resto de los niveles educacionales y con el sector productivo”, señaló la mandataria.

La Jefa de Estado, Michelle Bachelet, en el salón de honor de la Casa Central de la Universidad de Talca, explicó que “hoy firmamos los cinco primeros convenios para la creación de centros de formación técnica estatales en cinco regiones de Chile al amparo de universidades públicas: en Antofagasta con la Universidad de Antofagasta; en Coquimbo con la Universidad de La Serena; en Valparaíso con la Universidad de Playa Ancha; en Magallanes con la Universidad de Magallanes, y por supuesto aquí en el Maule, con la Universidad de Talca”.

La Presidenta de la República señaló que “estos cinco centros serán el punto de partida de una red que estará en las 15 regiones, y que orientará su quehacer al desarrollo regional y se articulará en forma armónica con el resto de los niveles educacionales y con el sector productivo”.

Asimismo, en esta línea agregó que “la evidencia internacional demuestra que sin formación de técnicos de calidad, en permanente contacto con las necesidades productivas, con las comunidades, no es posible construir sociedades equitativas, que se desarrollen económicamente y que prosperen socialmente“.

Frente a los presentes, donde se encontraban el intendente de la región del Maule, Hugo Veloso; el rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas; el alcalde de la comuna, Juan Castro y la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, entre otros, la Jefa de Estado destacó que se creará en cada región un Consejo de Formación Técnico Profesional, de carácter público-privado que ”vele por la articulación entre la enseñanza media técnico-profesional, la educación superior o terciaria técnico-profesional y también el sector productivo. Porque eso significa que realmente a tener oportunidades no sólo de estudiar, sino, además, después de seguir desarrollándose y trabajando”.

También, la presidenta agregó que “crearemos también, en cada región, un Centro de Entrenamiento de alto nivel para ofrecer formación práctica a los estudiantes. Una formación que sea consistente con la vocación productiva local”.

Al finalizar sus palabras, la mandataria manifestó que “sabemos que es un desafío importante, pero es un hermoso desafío, y los invito a que lo enfrentemos juntos, en la certeza de que estaremos aportando a la construcción de un Chile próspero, justo e integrado”.