Calentamiento global en el Maule: Una amenaza que ya se manifiesta

Aunque el Cambio Climático nos parece un tema lejano, hoy preocupa al mundo, especialmente por cómo se avecina el futuro. Pero estas transformaciones que está experimentando la Tierra, en gran medida por la poca conciencia del mismo hombre, nos atañan a todos y prueba de ello son una serie de fenómenos que de un tiempo a esta parte ha experimentado nuestra Región.

El invierno del año pasado los titulares de prensa nos bombardearon con informaciones referentes a extraños fenómenos climáticos. En la región los agricultores alegaban profundos daños en sus plantaciones de frutas, verduras y hortalizas producto de las heladas, nevó en zonas donde no es frecuente tal fenómeno y murieron personas en condiciones de calle producto del frío. Eran titulares, que demostraron lo intenso de ese invierno en esta parte del país, pero ¿Qué ocurrió realmente?, ¿fue sólo una triste coincidencia o en verdad algo está pasando en el Maule, que se hacen -cada vez más frecuentes- esta serie de fenómenos?

La respuesta, aunque para algunos sea exagerada, pareciera tener relación con el llamado “Cambio Climático” o “Calentamiento Global”.

Patricio González, Agroclimatólogo y docente de la Universidad de Talca, señala: “En realidad el Cambio Climático es un problema que ya empezó y prueba de eso es que las Naciones Unidas tienen una conferencia anual que se reune en cada país con una gasto –yo diría- exorbitante de millones de dólares, también la comunidad económica europea tiene su propia conferencia de Cambio Climático… Estados Unidos creó su propia conferencia de cambio climático, entonces todos estos países no estarían haciendo eso, ni gastando tanto dinero, si no hubiera un problema real sobre el tema. El fenómeno existe y yo diría que se arrastra de forma permanente a partir de los años 80”.

El calentamiento Global es el aumento de la temperatura de la Tierra, producto del uso de combustibles fósiles –como el petróleo y el carbón- y de procesos industriales que llevan a la acumulación de gases de efecto invernadero. Estos fenómenos, según la Comisión Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas, mediante un informe presentado el año 2001, señala que la temperatura media de la tierra, durante el siglo XX, aumentó 0,6 grados Celsius. Y según el informe dado a conocer en febrero de 2008, la temperatura global aumentará entre 1,8 y 4 grados centígrados, hacia finales de siglo. Pero este panorama, ¿cómo se reflejará en nuestro país?

Mónica Rivera, Directora regional de la Comisión Nacional de Medio Ambiente (Conama), en la región del Maule, indica los resultados arrojados por un estudio nacional hecho por este organismo.

“Conama publicó los resultados de un estudio, que proyectaba los cambios climáticos estimados hacia fines del siglo XXI. Este estudio contempló dos variables principalmente, que son temperatura y precipitaciones”, afirmó la autoridad medioambiental del Maule.

Rivera, indica que los resultados entregados por este estudio concluyen “que en relación a las temperaturas en escenario moderado, éstas variarían entre 1 y 3 grados y en el escenario severo entre 2 y 4 grados Celsius”. Por otro lado, dice que el estudio manifiesta que “en el norte del país y en el sector altiplánico, se prevé un aumento de precipitaciones y en la zona central los resultados indican disminución de las precipitaciones, particularmente en las latitudes medias y en las estaciones verano y otoño”.

La actividad económica frente al cambio climático

La economía de la Región del Maule, se sustenta principalmente, en la actividad agrícola, destacando la producción de uvas, manzanas y de vinos con denominación de origen.

Y fue este, precisamente, el sector más golpeado producto de las bajas temperaturas registradas el pasado invierno y que alcanzaron –incluso- los 6 grados bajo cero.

Es así como los agricultores de la Región, vieron su actividad mermada producto de las heladas que afectaron cultivos y ganado, provocando una consiguiente pérdida económica, como lo señala Jaime Campos, presidente de la Asociación de Agricultores de Cauquenes.

“El sector más afectado de manera inmediata fue la ganadería, porque no había pasto en el invierno, con posterioridad a ello se va a notar un daño en la siembra, en los cultivos anuales que se cosechan a finales de año, y seguramente se va a producir también un daño en los rendimientos de vides y seguramente vides de secano, de sectores de lomajes, porque las heladas hicieron retrasar la brotación de la vid”, indicó Campos.

Pero si en la actualidad, ya se registra este tipo de problemas en la principal actividad económica de la región, ¿Qué se puede esperar a futuro?

A juicio del agroclimatólogo Patricio Gonzáles, es necesario prepararse para lo que viene: “Los frutales a futuro no va ser posible que se desarrollen acá en la región del Maule, necesariamente van a tener que buscar espacios más fríos del sur del país”

“En el caso de las viñas también, porque necesitan temperaturas bajas durante la noche y relativamente altas durante el día, entonces, si están subiendo las mínimas –obviamente- las viñas se van a ver afectadas en la calidad de sus vinos y van a tener que buscar –quizás- espacios cercanos a la costa, donde las temperaturas mínimas nocturnas sean lo suficientemente bajas y las del día, lo suficientemente altas para que puedan concentrar azúcar y generar buena producción de vinos”, indica González.

Sin embargo, el Seremi de Agricultura, Jorge Gándara, resta dramatismo a la situación al señalar que los efectos del cambio climático en la región se producirán gradualmente.

“Cuando nosotros decimos que podríamos tener un clima más seco de lo que tenemos actualmente, no estamos diciendo que vayamos a tener una mala agricultura. Vamos a seguir siendo una zona agrícola y probablemente vamos a tener algunas potencialidades”, indica Gándara.

Para el Seremi de agricultura estas ventajas se podrían traducirse en “producir otro tipo de cultivo, que hoy día no se están produciendo en esta región. Entonces, si hoy día -en esta región- producimos gran cantidad de berries –por ejemplo- y en las regiones del norte se producen muchos papayos, en una de esas vamos a tener una gran oportunidad como región de adaptar nuestras economías agrarias hacia aquellas especies de frutas u horticultura que más se avenga al clima que tengamos. Pero recordemos que estos procesos son de largo plazo, por lo tanto, esta evolución no se produce de un año para otro”.

Las personas y el Cambio Climático
El Calentamiento Global, además, producirá inevitablemente una evolución fisonómica, ocasionada, entre otras cosas, por la variación pluviométrica y el derretimiento de los hielos. Esto provocará –también- un cambio global en la circulación oceánica, que afectaría directamente a la pesca.

En lo físico, los sectores a orillas de mar podrían tener algún tipo de impacto, afectando a la población que habita en zonas bajas costeras, así como a la infraestructura portuaria allí instalada.

Pero tanta variación en nuestro planeta hace –ahora- preguntarnos ¿qué pasará con el hombre?, ¿Se adaptará tan fácilmente a estas nuevas condiciones o inevitablemente este nuevo hábitat repercutirá en su salud?.

Sofía Ruz, Seremi de Salud de la Región del Maule, señala: “Hay otro tipo de enfermedades u otro tipos de afecciones que pueden tener relación con la salud de las personas, ya que por ejemplo tuvimos nieve (el invierno pasado) en la región del Maule y efectivamente aumentaron los accidentes de carreteras con graves consecuencias. Fue una relación directa con este cambio climático, además, hubo muchos aislamientos, que también afectan a la salud de las personas”.

Y es que el invierno pasado el frío llegó a tal extremo, que en algunos lugares de la región hubo personas que murieron a causa del frío. Es el caso de un indigente de 62 años, identificado como Antonio barra González, que la mañana del 27 de mayo de 2008 apareció fallecido producto de una hipotermia en las afueras de la parroquia Nuestra Señora del Rosario en la ciudad de Curicó. Esa madrugada la temperatura fue de 5,5 grados bajo cero.

La seremi de Salud, Sofía Ruz, recuerda: “Eso fue algo que llamó muchísimo la atención y las autoridades tuvimos que ponernos rápidamente en movimiento para adoptar medidas de contingencia que fueran en ayuda de esas personas preferentemente”. Ante ello, la autoridad de salud reflexiona y agrega, “podemos considerar que Chile tiene un clima templado y hubo gente que murió en las calles por las bajas temperaturas”.

Tareas pendientes
Si bien parecen ser datos tangibles la disminución de lluvias en la Región del Maule, la proliferación de veranos cada vez más secos y temperaturas bajas extremas en invierno, que incluso han provocado nevazones, en ciudades emplazadas en plena cordillera de la Costa. Es lícito –ahora- hacerse la siguiente pregunta: ¿Hemos tomado conciencia de lo que significa e implica este fenómeno llamado Calentamiento Global?

El agroclimatólogo de la Universidad de Talca (UTAL), Patricio González, tiene una postura negativa referente a ello, criticando a las autoridades por la pasividad ante el tema. “No ha habido a nivel central, menos a nivel regional, una preocupación de las autoridades; hablo de la intendencia, las gobernaciones y los alcaldes, que toman decisiones a nivel regional, comunal y provincial”, indica.

Por su parte, la Gobernadora de la Provincia de Cauquenes, Angélica Sáez Salazar, reconoce que no existen estudios de profundidad en la región, y comenta: “Creo que nosotros debemos tomar medidas, debemos hacer estudios en la región sobre el tema, las universidades se debieran involucrar, la propia Conama regional, que ve el tema del medio ambiente, debería hacer estudios… No tanto para que nosotros sepamos qué es lo que está pasando con el cambio climático, sino para prevenir a nuestros agricultores, a nuestros pescadores, a la gente que trabaja día a día con el tema climático, para poder entregarles herramientas de cómo vienen estos cambios”

En definitiva, el Calentamiento Global y por consecuencia Cambio Climático, no puede ser visto como una ideología del terror o un apocalipsis. Es una evolución inevitable e irreversible, de la cual sus primeras manifestaciones ya se han hecho tangibles en diferentes partes del mundo.

Nuestro país, no está exento de las consecuencias y eso ha quedado de manifiesto en los últimos fenómenos climáticos registrados, especialmente el invierno pasado y del que también podemos tener referencia en el verano con calores más intensos, sequías más agudas y prolongadas, bajo nivel de aguas en los embalses y la mayor penetración de los rayos ultravioletas causantes de enfermedades a la piel. Todas situaciones de las cuales se nos informa a diario a través de la prensa.

Y si bien, es imposible frenar el fenómeno, es nuestra responsabilidad tratar de dilatar el proceso lo más posible, cuidando en particular el lugar que habitamos, pero teniendo en cuenta que éste es el planeta que heredaremos a nuestros hijos y nietos. Y es aquí donde ellos tendrán que crecer y desarrollarse. Ahora de nosotros depende cuidar que la Tierra, siga siendo un planeta que acoja la actividad humana.

Por: Patricio Alexis Díaz E.

Anuncios

Escrito por cauquenesnet.cl

Web de noticias de la provincia de Cauquenes, en la Región del Maule, Chile. Las noticias que a los cauqueninos les importa. #Cauquenes, #Chanco y #Pelluhue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: