El actual edil cauquenino está ad portas de dejar su cargo, fue una decisión dificil, pero que su familia se la exigía hace tiempo. Y aunque falta un par de meses para dejar el municipio, Guillermo Badilla ya planea ir a visitar a su hija en Costa Rica y luego regresar a Cauquenes para retomar las riendas de las empresas de la familia. A continuación revisamos la entrevista otorgada por Badilla a Revista Motivus en mayo pasado, justo para el aniversario 266 de Cauquenes en donde hace un repaso por diferentes etapas de su vida y revisa el panorama político local.

Siempre tuvo una afición bastante especial por la política, destacando por ser un buen “arreglador de entuertos” como él mismo dice, más algunas dotes para la negociación hicieron de Guillermo Badilla Eulufí el político que es hoy, reconocido y con medio siglo de militancia en la Democracia Cristina que cumplirá el próximo 5 de septiembre.
De hecho, algún amigo decidió ponerle como sobrenombre “Cardenal Samoré”, haciendo alusión al obispo italiano que medió entre los mandatarios de Chile y Argentina en 1977. Guillermo Badilla, hoy es una figura política potente en nuestra zona, que – una vez retornada la democracia- ejerció durante 10 años la Gobernación Provincial, para los Gobiernos de los presidentes Patricio Aylwin y Eduardo Frei, además, el año 2000 fue elegido alcalde de la comuna de Cauquenes y reelecto en el mismo cargo el 2004, periodo que culmina en marzo próximo.

La parada que el actual edil dice tener hoy, es distinta, asegura que no se repostulará al municipio, puesto que prefiere dar un paso al costado y dejar el caminos libre para que alguien más joven –como su administradora municipal- ocupe su lugar.

 

Guillermo Badilla conoce desde siempre Cauquenes, nació y se crió en estas tierras, siendo niño vivió en el sector de La Vega, lugar en el que según cuenta, tuvo una bonita infancia en la que pasaba todo el día “a patita pelá”. Cuando ya era tiempo de entrar al colegio, se vino al fundo Miraflores, volviendo a la Vega –eso si- cada verano.

En cuanto a estudios, ingresó “a las monjitas” a primero y segundo básico y luego salió de Cauquenes para estudiar en el Colegio Blanco Encalada en Talca, de las escuelas cristianas de los Hermanos de La Salle, en donde llegó a los 10 años de edad como interno y en donde pasaba prácticamente el año entero.

“Veníamos tres veces al año a la casa; para Semana Santa, en septiembre y a final de año… No porque no pudiéramos venir los fines de semana, sino porque no teníamos movilización para venirnos el día sábado. Nosotros teníamos clases hasta las doce y media, y no había micros a Cauquenes. En ese tiempo estaba solamente el tren que pasaba a las 11:30 por Talca, llegaba a las dos y media (de la tarde) a Parral y antes de las cinco no partía el tren que venía a Cauquenes, porque tenía que hacer la combinación con el tren que llegaba desde Concepción. Finalmente llegábamos como a las 7 de la noche”, recuerda el edil.

Una vez terminado los estudios secundarios –el hoy alcalde de Cauquenes- regresó en forma definitiva a la ciudad y se puso a trabajar junto a su padre, porque como reconoce, “me quedaba mis años pegadito, para salir con harta base, era inmensamente flojo. Los estudios no eran mi debilidad y de hecho creo que mi padre cifraba muchas esperanzas en mí y una de las cosas en que lo defraudé -con toda seguridad- fue no haber seguido una carrera universitaria como el quería, pero bueno la vida es así y no lo que quieren los padres, no era hombre de estudio”.

Es así como comenzó su trabajo en el campo que era lo que conocía y le gustaba, haciéndose cargo de la viña de la familia que en ese entonces se llamaba “Miraflores”, desempeñándose por cerca de 25 años hasta que decidió aceptar el cargo de Gobernador.

DE VIÑAS

La entonces “Viña Miraflores” hoy se llama “Casa Colonial” y es parte del patrimonio de la hermana del edil. Pero de igual forma, Badilla recuerda sus tiempos vineros: “Con la viña llegamos a entregar hasta en Coihaique en el sur de Chile y en el norte hasta Antofagasta, teníamos una muy buena bodega de vinos, nosotros elaborábamos el vino y lo engarrafábamos y no solamente teníamos la viña que nos daba para alimentarnos y atender a nuestro clientes, sino que también comprábamos vinos, los elaborábamos y lo mesclábamos. Vendíamos más o menos 120 mil litros mensuales, era una cantidad bastante considerable, dábamos trabajo a muchas personas”.

Pero con ánimo de no sólo mirar al pasado el alcalde comenta, “eso ahora está en manos de mi cuñado, ha hecho crecer mucho a esa bodega, yo creo que es una de las mejores bodegas que hay en Cauquenes, está enviando vino a Estados Unidos, a Corea –en estos momentos- y está exportando toda su producción”.

– ¿Cómo lo ha logrado su cuñado teniendo en cuenta el difícil momento que vive el sector?
– El ha hecho una buena gestión, tiene una muy buena calidad de cepa, cuando yo trabajaba con mi padre los viejos no eran muy partidarios a modernizarse. O sea, ese concepto de que hay que modernizar, que las viñas había que arrancarlas porque la cepa país ya no servía y había que poner cepa fina como cabernet sauvignon, mi padre decía esta viñita es mi viñita y yo no la cambio por ningún motivo y ahí teníamos una cepa país, más de 50 hectáreas, pero el vino no tiene precio, no tiene valor y da un vino de mala calidad.

– Esa es una mentalidad que muchos agricultores siguen teniendo…
– Creo que es un error garrafal, es el gran problema que tiene la Cooperativa Vitivinícola al mantener entre sus afiliados la cantidad de vino país que tiene. Yo creo que la cooperativa tendría que haber hecho hace mucho tiempo la modernización de las cepas de sus asociados, haber dado facilidades, paro que eso haya sido un centro de pura cepa fina, o sea que los productores entregaran cepa de buena calidad.

– ¿Se ha dormido la industria en Cauquenes?– Yo creo que la Cooperativa no ha crecido como ha tenido que crecer, por eso digo que mi cuñado ha sido progresista. Él tiene una bodega con vasijas de acero inoxidable, ahora también está fermentando en otras de roble americano; está top ten, lleva sus vinos al extranjero y le da buenos resultados y cuando usted trabaja bien, tiene buenos beneficios.

DE AMORES

Cuando a Guillermo Badilla se le consulta por sus padres, él recuerda que en sus tiempos era distinto. “En ese entonces no era como ahora que el chiquillo está viejo y el papá le dice que lo quiere. Yo no escuché nunca decir que mi papá me dijera te quiero mijito y tu eres lo máximo para mí, al contrario a uno siempre le encontraban las cosas malas, nunca se las hallaban buenas”, reclama.

Pese lo anterior y una vez regresado a Cauquenes luego de terminar -a duras penas- sus estudios, Badilla conocerá el cariño y el amor desde otra perspectiva. Una muchacha sanfernandina llamada Jimena Moreira, le robará el corazón.

– ¿Cómo conoció a su esposa?
– Mi mujer llegó a trabajar aquí al Banco del Estado, ella nació en San Fernando y llegó cuando tenía dieciséis o diecisiete años… Bueno y yo un día fui al Banco del Estado y vi un pajarito nuevo y…. en ese tiempo era más o menos “guena” po’ oiga, ahora la cosa ha cambiado… por lo menos debe haber pesado la mitad de lo que pesa ahora.

– ¿Qué le gusto a usted de ella cuando la conoció?
– Mire fue una cosa de que comenzamos a ser amigos, tuvimos una relación de amistad, después tuvimos un pololeo de dos o tres años y después nos casamos y usted comprenderá que llevo en este momento 34 ó 35 años, no lo tengo muy claro, pero sobre 34 años de matrimonio y he sido muy feliz con ella y tengo dos hijos, que también me han salido buenos hijos, excelentes. Una se casó y está en Costa Rica y mi hijo que ya está próximo a casarse.

– Son sagrados sus viajecitos a Costa Rica para ver a su hija…
– Tengo que ir a verla, yo no puedo estar mucho tiempo sin verla y ella también. Nos conversamos todos los días por teléfono y ella pensó venir en junio, pero está con un embarazo de poco más de un mes y para esa fecha no tendría tres meses y su embarazo tiene que cuidarlo, entonces iría yo y ella vendría después en agosto o septiembre y después iríamos nosotros para el nacimiento del hijo en diciembre.

– ¿Qué hace su hija en Costa Rica, alcalde?– Mi hija es Ingeniero Comercial con un posgrado en Marketing y ella trabaja en estos momentos en la empresa Córpora Tres Montes, empresa chilena, su gerente en Costa Rica es un chileno, pero ella ahora va a renunciar a la empresa para dedicarse a la maternidad. Ella no continuará trabajando, lo que es una lástima, porque tenía mucha relación con chilenos allá.

– Bueno y por otra parte las empresas suyas hoy están a cargo de su hijo…– Bueno mi hijo es realmente el que maneja todo lo que yo tengo, porque yo me he dedicado a este trabajo de la Municipalidad, las 24 horas del día, porque aquí se trabaja 24 horas diarias, y desde que yo asumí el municipio a manejado mis empresas y lo ha hecho bastante bien.

– Bastante joven asumió tal responsabilidad entonces…
– Si muy joven… Él se recibió de técnico agrícola, no era muy aficionado al estudio; El que hereda no lo hurta… Y el que era malo para el estudio, dio buen resultados como persona trabajadora y una gran capacidad para hacer negocios, es bastante conservador, no es muy audaz, a diferencia mía que me arriesgo mucho más en los créditos, él sujeta y esto nos ha dado buenos resultados.

CAUQUENES; PASADO, PRESENTE Y FUTURO

– ¿Cauquenes es una ciudad con historia o un pueblo sin memoria?
– Cauquenes es una ciudad con historia, mucha historia y una rica historia, desgraciadamente no hay nada que registre pasajes interesantes de Cauquenes y que ahora estamos entregándoselo a un historiador, don Jaime González Corville, que busque nuestro pasado y hay cosas bastante interesantes, me han estado mandando algunos documentos y fíjese que hemos sido siempre violentos los cauqueninos. Fíjese usted que el 20 de mayo de 1879, el día antes del Combate Naval de Iquique, el Gobierno de la época declaró a Cauquenes zona hostil, al igual que a Perú y Bolivia, en el mismo decreto y tuvo que ser reducido el gobierno comunal de la época por la fuerza de las armas.

– ¿Cauquenes incomprendido desde entonces?
– Desde entonces y antes también tiene que haber sido peleador y esa fue la gota que rebalsó el vaso. Estos pasajes que son interesantes no los registra la historia porque desgraciadamente no hemos sido cuidadosos de ellos, por eso encomendamos junto al Concejo Comunal encomendamos a un historiador que recopilara esto.

– ¿Y por qué no hemos sido capaces de preservar nuestra historia?– Mire Cauquenes tiene el problema que quedó lejos de la línea central, la ruta, del tren, porque éramos muy importantes, usted comprenderá que fuimos la provincia que tuvo el quinto colegio, liceo de Chile…

– Además que geográficamente Cauquenes era un punto bastante estratégico…– Claro, unía con Concepción que era la otra capital de Chile y se fue de una manera alejando y sus tierras que fueron de tipo forestal, fueron muy explotadas agrícolamente. Aquí el trigo se daba muy bueno en la zona de Pocillas, pero eran faldeos con bastantes pendientes y se fueron lavando, se fueron empobreciendo y esto fue provocando que los cauqueninos no tuvieran espacio en Cauquenes y tenían que salir afuera, entonces iban quedando los viejos, los niños y no se hacían familias en Cauquenes. Por eso Chile estállenlo de cauqueninos desde Arica hasta Punta Arenas.

– Los mismos terremotos han contribuido a borrar vestigios tangibles de nuestra historia…
– Y causantes de que esas construcciones se boten con toda tranquilidad (…) En estos momentos, la Iglesia de Sauzal, la estamos declarando monumento nacional y estamos haciendo lo posible por lograr una cantidad de recursos para que esa iglesia no se nos caiga, porque se caen 200 años al tiro… Y para restaurarla es bastante caro, estamos hablando de cerca de 200 millones de pesos, pero tiene que hacerse porque son 200 años de historia.

– ¿Cómo ha cambiado Cauquenes desde la época en que usted era joven?– Cuando yo era lolo, yo no venía en auto a la Plaza, yo vivía en Miraflores y venía de a caballo. Eso le demuestra a usted como ha cambiado esto. Yo me bajaba de mi caballo, lo amarraba al frente de Impuestos Internos, en esos árboles que ya existían, y me venía a pasear tranquilamente a la Plaza, después me iba, soltaba mi caballo a potrero y yo me iba a dormir po’ amigo mío. Eso es una demostración de que Cauquenes ha cambiado en los últimos 20 años.

– ¿Y en qué píe se encuentra hoy nuestra ciudad?
– En muy buen pie, con mucha esperanza y un muy buen futuro, yo creo que Cauquenes, en menos de 10 años va a cambiar en un ciento por ciento y va a ser una ciudad progresista y desarrollada. Nosotros en Cauquenes tenemos en estos momentos sobre 60 mil hectáreas de bosques, porque Cauquenes tiene un micro clima bastante especial, lo que nos falta es agua, pero ya están interesándose aquí empresas viníferas importantes del país, que están poniendo sus ojos en esta comuna y se están instalando acá e indudablemente que eso va a traer –la madera, el vino- un progreso, un desarrollo como a otras ciudades que son bastante desarrolladas.

¿Está creciendo Cauquenes realmente?– Creo que en cuanto a población no crecemos mayormente, pero en cuanto a su economía si que está creciendo.

– ¿Cómo se refleja eso?– Se refleja en esto, lo que le he dicho. La misma bodega de Jorge Badilla que está entregando vinos a Corea, Estados Unidos, Brasil. Hay explotaciones de bosques y eso de alguna manera está dando trabajo. Hay plantaciones de arándanos en gran cantidad, ya no hay prácticamente cesantía en Cauquenes, porque los empresarios incluso van a buscar gente a Parral porque ya no las encuentra en las poblaciones. Lo que nos está faltando es un trabajo para la clase media.

– Si, porque todos estos trabajos a los cuales se refiere son de temporada…
– Son estacionales y son de pala y picota, pero necesitamos para la clase media…

– ¿Y por qué esta área está tan deprimida?– Es que quien tiene que dar trabajo son los empresarios, el Gobierno no puede venir aquí a la municipalidad a buscar trabajo. La municipalidad puede dar trabajo por la vacante que se presentó dentro de la municipalidad, pero todo servicio público tiene una cantidad determinada de funcionarios.

– Y a su juicio ¿Por qué las empresas que dan trabajo a la Clase Media no se interesan en llegar a Cauquenes?
– Porque para que las grandes empresas puedan llegar a Cauquenes, la ciudad tiene que ofrecerle a ellos colegios para sus hijos, entretenciones para ellos y sus hijos, cosas que Cauquenes no tiene. Incluso cuando queríamos traer la escuela de formación de Carabineros, una de las cosas que nos dijeron fue y en qué se van a entretener nuestros carabineros allá cuando estén en la Escuela de Formación (…) Pero todo eso va a ir llegando, a medida que llega el dinero, llegará lo otro.

– ¿Qué se puede hacer para que se den oportunidades?– Que el aparataje público siga entregando mayores facilidades a los empresarios, porque el que da trabajo es el empresario.

– ¿Y eso está en vías de qué?
– Yo personalmente le doy trabajo a 90 personas, o sea le doy casi tanto como tiene la misma municipalidad y todos tienen que pensar así. Aquí hay grandes fortunas, esas fortunas deberían pensar en ir modernizándose, ir industrializando sus predios. Aquí tenemos un señor Durán que toda su fruta la exporta ahí tiene ingenieros comerciales, etcétera. Hay muchos empresarios, eso que está llegando Concha y Toro, que está llegando Undurraga, todo eso –indudablemente- le cambiarán el rostro a Cauquenes.

– ¿Qué avances se ha logrado durante su gestión?– Yo he tenido la suerte de representar a dos gobierno exitosos como lo fueron el de don Patricio Aylwin y don Eduardo Frei. Yo llegué aquí y no había un metro de camino pavimentado y ahora podemos decir que tenemos casi todas las principales vías de comunicación, con Pelluhue, Parral, Talca, pavimentadas. No existía la Ruta Los Conquistadores y mi deseo fue que se hiciera realidad y se logró gracias a una orden imperativa del Presidente Aylwin para que eso se lograra. La electrificación rural no existía, no había campos con luz, existía el chonchón y la vela, estamos hablando del año 90. Somos muy especiales, se nos olvida y creemos que las cosas las hemos tenido siempre, hasta hace 15 años no existía luz en el campo y todavía en algunos sectores rurales no hay porque no podemos llegar a ellos por lo inaccesible del terreno.

– ¿Qué asuntos debe solucionar antes de que termine este periodo?– Yo en estos momentos tengo bastantes proyectos que me gustaría que la persona que me reemplace los continuara (…) En Deportes por ejemplo, la gente dice que no juego a la pelota… pero tampoco soy médico y he hecho bastante por Salud; no soy arquitecto y tengo todas las calles pavimentadas. Hay que incentivar el deporte porque son las grandes entretenciones que quieren los grandes empresarios para sus hijos. Y en estos momentos fuera del complejo deportivo del Barrio Estación que ya está comenzándose (a construir) y antes de fin de año lo voy a inaugurar con toda seguridad; tengo otro proyecto en estudio, en el Ministerio de Planificación, que son 2 mil 400 millones de pesos para el Estadio Manuel Moya Medel, donde la cancha va a ser con carpeta asfáltica, todo el óvalo se va a reformar, la marquesina del lado Pacífico se hará completamente nueva, con butacas y se hará otra marquesina en el lado Los Andes. Se va a hacer un gimnasio, una piscina temperada, para que los niños que entrenamos para nadadores, no tengan que ir a Talca todos los sábados y aunque la mantención saldrá bastante cara, son cosas que hay que hacer.

– ¿Qué temas quedaron truncos alcalde y que no se concretarán al menos en su gestión?– Me hubiese gustado haber terminado la Escuela Hogar 26, en la avenida Doctor Meza, que en estos momentos tengo ya el diseño ejecutado y pienso que esa escuela tendría que quedar para alumnos de seis para arriba, que para eso la tengo pensada.

– Por eso quiere alguien que continúe con esto…– Esa es la idea, que el estado Manuel Moya Medel tenga todo; la cancha de tenis techada, una cancha de hándbol. Porque los estudios de ingeniería de superficie, de hidráulica ya los hicimos, ya los pagamos y ahora está en revisión el proyecto.

POLÍTICA Y LA HEREDERA

– ¿En lo político que viene para usted ahora?
– la idea mía es volver a la actividad privada, en lo que nací, lo que me crié y he vivido toda mi vida. Por que esto ha sido un apéndice, un paréntesis. Y si me pregunta: ¿siente algo porque va dejar la municipalidad?… Que voy a sentir pues amigo mío, si yo no nací alcalde. Voy a volver a lo que fui no más….

– En agosto de 2006 dijo que la familia era la que más sufría con su faceta de alcalde…– Si porque tuve grandes problemas y en este periodo –estos últimos cuatro años- han sido tranquilos, he tenido un consejo comunal proactivo, ellos trabajan y no andan dedicados a crearle problemas al alcalde como lo tuve en el Concejo anterior, que vivían en base a cómo crearme problemas, hacerme zancadillas, vivían haciendo acusaciones para destituirme, muchas veces inventadas para surtir un efecto, pero a Dios gracias eso no lo tuve estos cuatro años.

– Pero le han criticado a su concejo actual, han dicho que lo único que hacen es cobrar la dieta..
– Mentira y todo lo que se ha hecho quién lo hace. Los que critican al concejo se dedicaron exclusivamente a crear problemas y qué hicieron ellos… Yo le pregunto qué hizo el Concejo antes y yo le puedo mostrar realizaciones que se han hecho ahora. Como lo dije en una radio ser opositor no significa andar diciendo que el alcalde es feo, si para ser un buen concejal y opositor hay que preocuparse que el alcalde no robe (…) En esto hay gente, de esa que critica, que no ha hecho nada, que no quiere que Cauquenes tenga cosas para que yo no me floree, como el caso del Complejo Deportivo, donde un Consejero Regional votó en contra de Cauquenes, para que eso no se llevara a la realidad.

– El mismo consejero regional a quien usted hace mención ha dicho que usted es un dictador, que persigue a la gente de la Municipalidad– ¿A él lo he perseguido?, ¿he perseguido a sus hermanos? Tiene dos hermanos aquí, podría haberlos echado de aquí, tiene un hermano que trabaja en el liceo, que tiene un contrato definido y que todos los años tengo que renovarle el contrato y tiene una hermana que trabaja en el politécnico y podría haberlos echado. Si yo fuera dictador y aprovechador como él me acusó de enriquecimiento ilícito, por un puesto de pan que hay en el Mercado, desde hace 50 años atrás, si yo actuara con esa política, con ese criterio, sus hermanos no estarían trabajando acá. Además en ese tiempo me acusó otro concejal de la UDI y está trabajando conmigo ahora.

– ¿Es momento de dar un paso al costado alcalde?
– Todo el mundo tiene un momento, porque todas las cosas tienen un comienzo y un fin. Uno tiene que saber irse a tiempo. Yo creo que ya estoy cansado. Ya no tengo la paciencia para escuchar, por al principio uno llega con mucha fuerza y escucha con mucha atención y trata de hacer cosas, pero los años pesan y de alguna manera la gente más joven debe ocupar el puesto que uno va dejando. Yo le puedo decir con mucha satisfacción y orgullo que si fuera candidato tengo asegurado mi elección, se lo puedo asegurar…

-¿Quién es la persona encargada de reemplazarlo?
– Doña María del Carmen Pérez Donoso, está totalmente zanjado e incluso la última encuesta que hemos hecho demuestra que en este momento ella saca más votos que yo.

– ¿Qué le parece el liderazgo que ella se ha creado?
– Bueno es justo, es una persona que trabajó seis años en Serviu, fue la directora provincial y además le entregaron Constitución y empedrado, o sea, no lo hacía mal, porque si además de la Provincia de Cauquenes le entregan dos comunas más, es porque lo ha hecho bien. Además, fue seis años Gobernadora durante el periodo de Ricardo Lagos y no todos los gobernadores se mantuvieron los seis años, lo ha hecho bien como Administradora Municipal, es una persona de bajo perfil no anda mostrándose y poniendo la cara para la fotografía, como otros, ni anda pregonando lo que hace.

-¿Qué le parecen las críticas en torno a ella, principalmente porque no es cauquenina?
– Esa es una estupidez pues… Le voy a decir una cosa cuando yo era candidato la vez anterior, el otro candidato, don Juan Carlos Muñoz, una de las cosas que me criticaba era que yo me había llenado de gente de afuera en la administración y él hace una presentación en el Liceo de Hombres, donde exponía su programa y de las cuatro personas que expusieron, tres eran de afuera, su hijo que era cauquenino, pero las otras tres personas eran de afuera.

Periodista: Patricio Alexis Díaz
Fotos: Archivo