El Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Jaime Naranjo valoró la promulgación el día de ayer por parte de la Presidenta de la República señora Michelle Bachelet, de la Ley N° 20.239 que pone fin al denominado impuesto al divorcio.

Naranjo, expresó que esta nueva ley tiene una gran significado para él, “ya que beneficiará en su mayoría a las mujeres que enfrentan un divorcio y que normalmente son mas perjudicadas económicamente con éste, por lo que esta modificación significará un alivio para ellas” y recordó que en conjunto con el Senador Pedro Muñoz fueron los primeros parlamentarios y únicos Senadores en presentar un proyecto para poner fin a esta situación. Hecho reconocido en el mensaje del Proyecto que finalmente envió el ejecutivo”.

El Senador Naranjo preciso que “mediante esta nueva ley se subsana un vacío legal que se produjo al momento de formularse la ley de matrimonio civil, en la cual no quedó establecido directamente que las transacciones en las que se pactara compensación económica, estas quedaban exentas de impuestos, lo que además es de toda lógica ya que de no ser así estaríamos ante un caso de doble tributación.

De esa forma quienes llegaban a un acuerdo debían cancelar impuestos, mientras que quienes lograban una compensación a través de una resolución judicial no lo hacían, lo cual era una clara discriminación.Favorecer la mediación y el acuerdo para solucionar un conflicto tan doloroso como es el divorcio es decisivo para mantener las relaciones familiares y justamente esta nueva ley favorece este tipo de situaciones”.