Asuntos del corazón sería la principal causa por la cual el joven determinó autoeliminarse, lo que sumado a su estado de ebriedad detonaron el trágico hecho policial. Los antecedentes fueron derivados a la Fiscalía Local de Cauquenes.

Problemas sentimentales, exaservados por un avanzado estado etílico, habría sido la razón por la cual el joven identificado como Javier Antonio Soto Soto, de 25 años de edad, habría decidido terminar con su vida disparándose un tiro en la cabeza con una escopeta hechiza.
De acuerdo a lo indicado por Carabineros de la segunda Comisaría de Chanco, un llamado telefónico dio la alerta que un cuerpo se encontraba tendido a la altura del kilómetro 42 de la ruta M-50, que une a las comunas de Cauquenes y Chanco. La veracidad de la información pudo ser comprobada sólo una vez que efectivos policiales se establecieron en el lugar.
Según los primeros antecedentes el hombre, cuyo domicilio se registra en el Fundo Santa Laura de Chanco, tomó la decisión de acabar con su vida, debido a que se encontraba agobiado por problemas sentimentales lo que lo impulsó a salir al camino premunido en una escopeta hechiza calibre 16, la que no se encontraba debidamente inscrita y con la cual se dio el tiro en la cabeza que a la postre le costaría su vida.
Una vez que llegó al lugar una ambulancia del Hospital de Chanco, cuyo personal comprobó que el hombre aún presentaba algunos signos vitales, el agónico sujeto fue llevado al recinto asistencial de la comuna, en la Avenida Hospital sin número, donde minutos más tarde falleció.
Los antecedentes del caso fueron derivados a la Fiscalía Local de Cauquenes, mientras que pasado el medio día de hoy, el cuerpo del occiso llegó al Servicio Médico Legal (SML) de Cauquenes para la realización de la necropcia correspondiente.
Fuente: Red Géminis