La primera mandataria estimó necesario que todos los intendentes e intendentas del país presenten su renuncia. Lo anterior sería el comienzo de una completa reestructuración del Gobierno.

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, oficializó esta mañana su decisión de realizar un ajuste en su equipo de trabajo, el que se inició con la petición de renuncia a todos los intendentes.

La Mandataria comentó que le había encargado al ministro del Interior “suplente”, Felipe Harboe, que le comunique telefónicamente a las autoridades regionales de su decisión, que busca “darle más fuerza y vigor a lo largo de todo Chile”.

Ahora, Bachelet queda en libertad de acción para definir quiénes continuarán en sus cargos o quiénes serán removidos.

“Haré todos los cambios que se requieran y buscaré en esta segunda etapa a las personas idóneas para liderar esta segunda etapa”, dijo Bachelet, durante el acto de firma de un proyecto de ley que fija normas especiales para las pequeñas empresas.

En la ceremonia, realizada en el Patio de Las Camelias del Palacio de La Moneda, la jefa de gobierno explicó que prefería iniciar los cambios por las regiones, para dar una señal fuerte respecto a lo que se quiere en esta segunda etapa de su administración.

“Voy a cumplir el itinerario que yo he predefinido y ese itinerario se comienza a concretar desde el día de hoy en las regiones, donde está la gente (…) y va a continuar en todas las esferas que sea necesario”, afirmó.

Fuente: Terra