Municipio gestiona un comodato mediante el cual se pudiera hacer cargo del recinto militar.

Por dos frentes, al parecer, avanzan las gestiones para dar algún uso en bien de la comunidad a las antiguas y ahora deterioradas dependencias del ex Regimiento Andalién, así al menos de lo dicho ayer en sesión del Concejo por el alcalde Guillermo Badilla.

El edil dio lectura a una carta enviada por el subsecretario de Guerra, Gonzalo García, quien informó de las gestiones que está desarrollando luego que el edil local enviara otra misiva solicitando que se gestionara algún comodato mediante el cual el municipio se pudiera hacer cargo del recinto militar.

La carta de respuesta enviada por la autoridad de Gobierno se generó a partir de una reciente visita en la cual las autoridades locales, entre ellas la gobernadora Angélica Sáez y el propio alcalde, pidieron que se estudiara algún uso para las cuatro hectáreas, hoy en avanzado estado de deterioro.

En la misiva, Gonzalo García solicita al alato mando del Ejército que se estudia la petición de las autoridades locales, pero fue precisamente en ese momento en que el alcalde esbozó otra información relativa al mismo tema. Badilla dijo a los concejales presentes, textualmente, “por la reserva necesaria, no puedo adelantar detalles, pero si puedo informar que estamos trabajando junto al intendente en un proyecto y que creo está bien encaminado”.

Consultado por sus dichos, la autoridad comunal dijo, “no puedo señalar nada más, pero lo cierto es que no hemos dejado de trabajar en este tema, es de nuestro máximo interés dar un uso adecuado a ese recinto, que debe volver a ser un polo de desarrollo para la comuna y la provincia”.

Universidad Ortodoxa

Hasta ahora dos han sido los grandes proyectos que se han trabajado; el primero de ellos y el más serio, fue la instalación de una escuela de formación policial de Carabineros, lo que finalmente no prosperó de bido a la alta inversión requerida por ese tipo de centro de formación.

La segunda idea y quizás la más publicitada y que luego terminó teniendo ribetes de estafa, fue la supuesta instalación de la Universidad Ortodoxa de Ciencias Médicas, la que, entre tantas otras cosas, anunció la construcción de una clínica del más alto nivel, sin embargo, con el paso de los días y con los antecedentes freunidos por la Municipalidad de Cauquenes, todo no pasó de ser un bien intento de algunas personas particulares que buscaron hacer negocios con los bancos con dudosas intenciones.

Christian Molina, El Centro
Foto: RG/CQTK