Familiares del funcionario carcelario decidieron desconectarlo de las máquinas que lo mantenían con vida en el hospital de Talca.

Una vez que su familia decidió desconectarlo de las máquinas que lo mantenían con vida en la unidad de cuidados intensivos del hospital de Talca, falleció el funcionario de Gendarmería que se encontraba con muerte cerebral luego de ser golpeado con un palo en su cabeza, hecho que se transformó en homicidio.

Según explicaron fuentes calificadas, el violento delito se registró en el contexto de una discusión derivada de un proceso de repartición de bienes, circunstancia en la cual el funcionario carcelario intercambió palabras con un hermano de su esposa, quien tras ello tomó un palo con el cual lo agredió en la cabeza, dejando inconsciente a la víctima.

Muerte cerebral

El brutal ataque se registró el pasado domingo y, tras recibir los primeros auxilios en el hospital de Cauquenes, los médicos de turno decidieron trasladar de urgencia al herido hasta el hospital de Talca. En dicho centro asistencias, se estableció la muerte cerebral, luego que le practicaran diversos exámenes, entre ellos un escáner que arrojó resultados negativos.

El gendarme fallecido era padre de tres hijos, todos menores de edad. A primera hora de ayer, sus restos fueron trasladado desde talca a Cauquenes para ser velados en medio de la consternación de su familia y colegas de la institución carcelaria.

Respecto al autor de la agresión, dicha persona fue inmediatamente identificada por la policía y entregada el mismo domingo a disposición de la fiscalía local de Quirihue, en la Ocatava Región, debido a que los hechos ocurrieron en un predio rural ubicado dentro de dicha jurisdicción.

Prisión preventiva

En todo caso, en primera instancia, el procedimiento policial estuvo a cargo de personal de Carabineros de Coronel de maule, quienes recibieron la denuncia, luego de lo cual deribaron los antecedentes a personal uniformado de la Quinta Comisaría de Quirihue.

De esta forma, el fiscal jefe de dicha comuna, Rodrigo Villaroel, en un primer momento solicitó la ampliación del plazo de la detención con el fin de recabar mayores antecedentes y verificar la evolución médica del herido, ello en consideración a la gravedad de las lesiones sufridas, lo que hacía presumir el desenlace fatal que finalmente tuvo.

En dicho contexto, tras la constatación de la muerte de la víctima, el detenido fue llevado a audiencia de formalización, siendo imputado por el grave delito de homicidio. A petición del fiscal, el detenido fue declarado como un peligro para la seguridad de la sociedad, quedando en prisión preventiva en la carcel de la comuna de Quirihue.

Christian Molina, El Centro / RG