Aunque en un principio se aseguró que la ampliación del Cementerio Municipal sería sólo a sepulturas tipo parque, este viernes el Consejo Comunal se abrió a la posibilidad de vender espacios limitados para la construcción de mausoleos.

Entre los argumentos para este eventual cambio de opinión estuvo presente la idiosincrasia local que exigía contar con terrenos para construir los tradicionales mausoleos, además con esta modalidad mixta, el ayuntamiento podrá obtener recursos frescos para implementar la parte correspondiente a parque.
Al respecto, el alcalde Guillermo Badilla señaló que “en ningún caso vamos a faltar al compromiso adquirido con los vecinos del cementerio, en el sentido de no cortar la línea visual entre uno y otro extremo y desde afuera sólo se verá un hermoso y cuidado prado”.
Sobre como lograr conciliar estos dos aspectos, el administrador del camposanto, Jaime Cortés, informó al Consejo comunal que “ello se logrará construyendo apegado a los paños de Muro que existen en el cierre perimetral, los que tienen una extensión de 10 metros, espacio suficiente para que quepan dos mausoleos y un nicho aéreo, por lo que la oferta de lugares es limitada, pero suficiente para atender la demanda.
La aprobación del Concejo, quedó sujeta a la presentación de mayores antecedentes por parte de la administrador del cementerio, donde se deberá considerar una reglamentación precisa que norme la construcción y considere un par de diseños estándar a los cuales deberán sujetarse los eventuales compradores.
De aprobarse esta modificación en forma definitiva, la venta de los nuevos espacios comenzaría el próximo mes y permitiría que se comience a habilitar el primer sector destinado a cementerio tipo parque.

Fuente: El Centro
Foto. Archivo