El Departamento de Acción Sanitaria de la SEREMI de Salud dio a conocer las condiciones que deben cumplir las Fondas y Ramadas para contar con la autorización de dicho organismo, sin la cual no pueden funcionar. Lo importante es que deben reunir las condiciones sanitarias mínimas que garanticen la inocuidad de los alimentos, la seguridad de los trabajadores y del público que concurre.

Las condiciones básicas para que se autoricen estos lugares son: autorización de la Municipalidad correspondiente, disponer de agua potable y sistema de eliminación de aguas residuales, instalación eléctrica segura, disponer de extintores de incendios, contar con Servicios Higiénicos (permanentes o provisorios) separados por sexo, en cantidad suficiente. En el área de cocina se debe contar con superficies de trabajo de material lavable, pisos sólidos o tratados para evitar polvo ambiental y sistema de recolección y eliminación de basuras (recipientes herméticos y alejados de áreas de elaboración de alimentos).

En cuanto a las personas que van a manipular los alimentos estas deben tener salud compatible con la actividad, usar delantal blanco, limpio y gorro que cubra la totalidad del cabello, no deben usar adornos en las manos y mantener uñas cortas, limpias y sin barniz. Estas personas deben lavarse las manos al iniciar su trabajo y en forma permanente durante la jornada, en especial después de manipular alimentos crudos, de manipular residuos y de usar los servicios higiénicos.

Otra condición que se exige es que donde se manipule no se deberá comer, fumar, escupir, toser, estornudar o realizar prácticas antihigiénicas.

Por otra parte los insumos que se expenden en el local deben provenir de fabricas o mataderos autorizados, los alimentos perecibles deben mantenerse bajo temperatura de refrigeración y en envases protegidos y siempre separados los alimentos crudos de los ya preparados y listos para consumir.

La autoridad de salud fiscalizará todos los locales de alimentos en la región, tanto en la etapa de instalación como durante los días de funcionamiento. El no cumplimiento de estas condiciones puede significar el inicio de un sumario sanitario y eventualmente el cierre del local.

Gabriel Rodriguez
Foto archivo: Fondas (La Tercera)